LA ESTADISTA

LA ESTADISTA
Compañera Cristina Fernández de Kirchner

jueves, 29 de octubre de 2009

LA DOCTRINA DE LA MENTIRA




¡Basta de farsa muchachos, sean un poco más serios!


El asunto no pasa por tener una oposición cabal con propuestas y alternativas, que a esta altura el gobierno de Cristina ya se lo viene mereciendo, sino, por tener “opositores” que dan vergüenza ajena por la mediocridad que presentan, en algunos casos hasta prototipos de imbéciles y también perversos. Ni siquiera los multimedios corporativos tienen un poco de sentido de la ética en las informaciones al exhibirlos, e insisten en mostrarlos en pantallas y otorgarles micrófonos y papers. Pero lo más preocupante es que el pueblo argentino en su conjunto no se merece de ninguna manera que lo insulten y menosprecien en su inteligencia. En fin, no tiene sentido nombrarlos porque ya nos tienen acostumbrados a sus caripelas y barrabasadas … desde la adivina patológica, hasta el maniático enfermizo de Maurizio, por supuesto pasando por los perversos Morales ó el pirata atorrante del colo-colombiano …por citar algunos, porque citar al rabino ó al engendro de Gualeguaychú sería demasiado.

En el análisis de las determinaciones brillantes del prócer del Gobierno de la Ciudad, hoy hay una para alquilar balcones y es que su “gestión” PRO presentó una denuncia penal al gobierno de Cristina acusándolo de boicotear su famosa Policía Metropolitana; a la vez que reclamó que se investigue a la “Federica” por el caso Ciro James Bond. Obviamente, que al igual que su famosa conferencia de prensa de los otros dias el escrito presentado no aportó ninguna prueba sostenedora de sus teóricas acusaciones. Todo una verdadera payasada, evidentemente que Maurizio y sus Boys acostumbra con su brillante ingenio a tomarnos por pelotudos sin ningún pudor a todos los ciudadanos. Por eso estamos seguros que el Colo no tiene nada que ver con la efedrina ni vos con Ciro James Bond. Seguí así Mauri que cuando caigas vas a hacer un bache más en el asfalto de “tu” Ciudad. Hay algo más aquí.

No hay comentarios: