domingo, 17 de enero de 2010

CRÁPULAS GOLPISTAS: ERNESTINO, PÉREZ, CLETO & CIA. CORP. LTD.



¡DÍGANME SIMPLEMENTE PERÉZ... Y A ÉL CLETO! ... AH, NO SE OLVIDEN DE ERNESTINO!

El compañero Ing. Agrónomo Lapolla se ha despachado acertadamente con algunos textos que se relacionan con otra intentona golpista de los sectores que ya conocemos contra nuestro gobierno nacional, popular y democrático. Entre otras líneas dice que la creación del Fondo del Bicentenario, para pagar al Club de París, reabrir el acuerdo con los acreedores que quedaron fuera del mayor quite de deuda que registra la historia capitalista mundial, realizada por el compañero Kirchner, sin duda abre una perspectiva de ordenamiento y crecimiento serio de la economía nacional, que era vislumbrado incluso por el conjunto de grandes sectores económicos, como una medida positiva. Bajaba violentamente las tasas de interés, el ‘riesgo país’, permitía al país y a las empresas volver al mercado mundial de capitales a tasas normales, y abría la perspectiva de hacer crecer la economía en 2010 en cifras cercanas al 5-6% anual, elevando el consumo, la circulación de la masa monetaria, el ahorro y la inversión internos. Todas cuestiones que por si sola no lo resuelve, pero que sin dudas habría mejorado sensiblemente la relación del gobierno con las clases medias, perdidas durante el conflicto con los rentistas sojeros. La derecha no podía permitirte tamaño éxito, con clara actitud antinacional -no hay que olvidar que Redrado es Redrado, es decir FMI-BM, Cobos y Morales son la Alianza, es decir cipayos de pura cepa y Magneto es socio de Videla, el FMI, y factotum del complejo sojero, principal enemigo de la reindustrialización de la nación. Pero también y a medida que el juicio por la identidad de los hijos robados por la señora Herrera de Noble avanzan, Magneto muestra su peor cara: queda claro que Magneto es Videla. Es decir el establishment con el respaldo del poder judicial que le es afín -una gran mayoría del mismo- unido a la oposición parlamentaria con el coro de corifeos de ‘centroizquierda’, que como siempre pasó en nuestro país, rápidamente se alían a la derecha real, hicieron todo lo posible para que aquella situación de crecimiento económico no ocurriera o por lo menos quedara trabada. Como dijo el compañero Moyano ‘no nos van a correr con la vaina’. La derecha después del papelón del acto sojero del 10 de diciembre, donde apenas juntó unas 5000 personas, no está en condiciones de enfrentar en la calle una marcha conjunta de la CGT, la CMP, y demás movimientos sociales que pueden rápidamente movilizar varios cientos de miles en defensa del gobierno nacional y popular. Y acá se termina la historia del golpe palaciego de un mediocre como Cobos, que creyó que podía transformar lo de Redrado en una nueva 125, y terminó aliado de todos los poderes antinacionales haciendo bajar los bonos externos, encareciendo las tasas de interés y subiendo el riesgo país -si para algo sirviera-. En política los errores se pagan caro, es probable que cuando esta crisis de enero termine, no solo sea Redrado el que deba abandonar su cargo, Cobos tiene en este momento sus días muy contados. Claro, a excepción que el conjunto Palmera Solanas, Claudio Loenfermo, Miguel Malazzo y Humberto donde está, decidan salvarle la vida en función de sus espúreos acuerdos con el Coti Nosiglia, Suseñor Bergoglio y don Eduardo Duhalde a través de sus sirvientes incondicionales los muchachos del PCR, porque, compañero Lozano usted sabe que en Proyecto Sur también hay derecha y muy clarita.

En toda esta danza macabra que hemos debido presenciar en estos días, las razones argumentadas carecen de total significación. Más allá de la defensa a la llamada autonomía del Banco Central –que constituye la piedra angular del neoliberalismo y el sometimiento de nuestra soberanía económica- la Unión Democrática del siglo XXI se ha alzado para socavar su autoridad, debilitar el ejercicio de su poder y, de ser posible, reemplazarla en el cargo para el que la eligió el pueblo argentino. Al no contar, como en 1955 o en 1976, con la complicidad de los altos mandos militares gorilas, tienen hoy a su disposición el irrestricto apoyo de la nueva junta: la que integran los “generales de redacción” Magnetto, Vila y de Narváez, jefes de los cuerpos del ejército golpista, los monopolios mediáticos.Las fuerzas políticas y los ciudadanos que firmamos esta carta abierta –muchos de los cuales hemos tenido la desgracia de vivir a pleno los golpes cívico-militares que derrocaron a los últimos gobiernos populares- queremos expresarle que en su persona se expresa hoy la larga historia del pueblo argentino por su liberación y su dignidad.

3 comentarios:

Paolo dijo...

Son unos cipayos estos tipos. Pero ahora sí que quedó muy claro su juego. No solo es que como representantes de la oposición hacen sus manejos políticos oponiéndose a todo, sino, que en ese avatar están atentando contra la misma República. Ese es el mayor de los problemas. Los nombres pasan, ya lo sabemos, pero los hechos quedan. Cualquier cosa que hoy, en la actualidad se haga, perdurará en el tiempo y será leíble en el futuro en los libros de Historia. Estos tipos están llenando esos libros con sus mezquindades.
Abrazos!

Comando Megafon dijo...

El proyecto Sur, Lozano, las liebres, y todos los pseudo progresistas, son la izquierda de la derecha, es decir: son la derecha. El juego quedó claro. Es mejor así. Para no confundir los tantos, como el Antón Pirulero, cada cual atiende su juego y su bolsillo. De compromiso con el pueblo y con la patria nada. Néstor y Cristina no son Peron ni Evita, pero son lo mejor que nos podría suceder en esta coyuntura, es más, el General haría lo mismo, y tendría las mismas traiciones con los mismos personajes, manga de camaleones y canguros. Muy bueno el posteo.

coco plaza ó coco giggio dijo...

Gracias por los comentarios. En esta instancia pasan a ser el complemento cabal del posteo.
Abrazo, Coco.