LA ESTADISTA

LA ESTADISTA
Compañera Cristina Fernández de Kirchner

jueves, 5 de abril de 2012

EN ALGÚN MOMENTO RAFECAS VA A TENER QUE DAR EXPLICACIONES...




EN ALGÚN MOMENTO RAFECAS VA A TENER QUE DAR EXPLICACIONES DE LA SITUACIÓN COMPROMETIDA PARA LA INSTITUCIONALIDAD ANTE LA EMBESTIDA EN ALLANAMIENTO A UNA PROPIEDAD DEL VICEPRESIDENTE DE LA NACIÓN.

Tras cuestionar el allanamiento judicial llevado a cabo en un departamento de su propiedad y las operaciones de Clarín, Boudou aseguró que “llama la atención” que el diario no siga las denuncias contra Boldt por el negocio millonario del juego en la provincia de Buenos Aires y otros puntos del país. Además, destacó el pedido de informes a Scioli.

El vicepresidente Amado Boudou, en una conferencia de prensa en el Senado para referirse a la causa que investiga a la imprenta Ciccone, indicó que “más allá de la tremenda operación de los medios no hay ninguna ligazón y no la encontraron, por eso tras la declaración de Guillermo Gabella quedó demostrado que había un plan urdido para ligarme con personas con las cuales no tengo nada que ver”.

“Gabella no es un personaje mayor, es un operador político del señor (Antonio) Tabanelli, que es otro mafioso y que es titular de la firma Boldt. Esta empresa tiene desde hace años el juego de la provincia de Santa Fe, de la provincia de Buenos Aires, contratos con la ciudad de Buenos Aires por adjudicación directa. Pero nadie lo investigó”, aseguró el vicepresidente.

Boudou dijo que le llamó la atención que “nadie siguiera el negocio millonario del juego en la provincia de Buenos Aires, que desde el año 1993 no tiene ninguna licitación. Parece ser que hay personas a las que hay que proteger”.

Sin embargo, celebró el reciente pedido de informes al gobierno de Daniel Scioli por los contratos de la Provincia con las sociedades Boldt S.A. y Boldt Gaming S.A.

“Por suerte, los diputados de la provincia de Buenos Aires han llevado adelante un pedido de informes que va a servir para echar luz a todas estas cuestiones”, dijo el vicepresidente.

La empresa Boldt se volcó al negocio de los juegos de azar en la década del ’80, aunque en 1993 se consolidó en la Provincia de Buenos Aires durante la gestión del entonces gobernador Eduardo Duhalde, cuando se incorporaron las máquinas electrónicas para jugar quiniela online en todas las agencias oficiales.

A través de la contratación directa que se otorgó mediante un decreto del 24 de mayo de 1993, la firma conducida por Tabanelli se hizo cargo de la instalación y el control del servicio en los más de 3000 locales habilitados.

Desde entonces, el crecimiento patrimonial de la firma se tradujo en la expansión en Buenos Aires, donde alcanzó a supervisar todas las apuestas online en la provincia y otras ciudades del país, y también en los países vecinos de Uruguay y Chile.

Durante la conferencia, Boudou recordó que el presidente de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Adelmo Gabbi, “me pidió una entrevista el 3 de marzo de 2011. Me dijo que el señor Tabanelli me iba a destruir, pero que le podía poner un número, que él se iba a encontrar con Tabanelli en Punta del Este y le podía entregar un número. Yo les dije que estas cuestiones de mafiosos las arreglaran en otro lado”.

Boudou también puso como ejemplo “el caso de Santa Fe” con la boleta única, que paga el gobierno de la provincia. “Allí se hizo una licitación, pero como no les gustó quien ganó, se pasó a una adjudicación directa que benefició a dos empresas: por un lado a Boldt y por otro a Impresos del Litoral. Esta última es una empresa que pertenece a Clarín y al diario El Litoral”, denunció.

El caso Ciccone es el caso Boldt

Hoy el abogado Diego Pirota, defensor de José Núñez Carmona, mencionado en la causa Ciccone, dijo que el modo en que algunos medios procedieron al informar sobre el allanamiento a una propiedad del vicepresidente se convirtió en una “situación comprometida para la institucionalidad” de los poderes democráticos.

“Todo esto, más allá de haberse violado el procedimiento ordenado por la justicia, que increíblemente fue acompañado por fotógrafos del Grupo Clarín, generó una situación institucional muy seria”, puntualizó.

Ayer por la tarde, el juez Daniel Rafecas, que investiga una denuncia sobre la actuación de Boudou en la quiebra de la empresa Ciccone, ordenó un allanamiento a una vivienda propiedad del vicepresidente, quien no la habita y la tiene alquilada, en el barrio porteño de Puerto Madero.

Los portales de Clarín, La Nación y Perfil titularon de manera falaz que se allanaba la residencia del vicepresidente, y mantuvieron la información en forma prolongada en sus sitios.

Pirota advirtió que “Boudou no es una persona más”, por lo cual consideró que “tiene que tratarse la situación con la seriedad de la investidura que representa y de la institución que hay que preservar”.

“Ya a esta altura se puede decir que el denominado caso Ciccone es el caso Boldt. Ahora que se sacaron la máscara y la mostraron en la causa”, afirmó el abogado en declaraciones radiales.