LA ESTADISTA

LA ESTADISTA
Compañera Cristina Fernández de Kirchner

jueves, 24 de febrero de 2011

ALVARO URIBE DEMANDA A PÉREZ ESQUIVEL ... PERO HAY ALGO QUÉ LEER, LOS INVITO


Según leo hoy, un cable de la Agencia TELAM dice que Alvaro Uribe demanda a Pérez Esquivel por calumnias. Antes de detenerme a observar los fundamentos de tal acusación, recordé una investigación que el periodista Walter Goobar publicó con fecha 1º de septiembre de 2009 en el periódico dominical Miradas al Sur. A partir de ésta investigación veré cual es la fundamentación que utiliza el ex presidente de Colombia para demandar al premio Nobel de la Paz argentino. Aquí van las líneas de W. Goobar que considero interesante que las lean:
La cerrada defensa de la instalación de bases militares norteamericanas que realiza el presidente colombiano, Alvaro Uribe sólo se explica por la comprometedora información que sobre él tienen las diversas agencias de inteligencia de Washington.
Ese abultado prontuario en donde funcionarios estadounidenses califican a Uribe de narcotraficante y de cómplice de los crímenes de los para militares se ha ido engrosando en tres décadas.

La reelección indefinida y la instalación de bases norteamericanas son el salvoconducto que le permitirán librarse de la cárcel.
En los archivos de la DIA, la Agencia de Inteligencia de la Defensa de los Estados Unidos Alvaro Uribe tiene el legajo número 82 que está rotulado como "Confidencial" y está a sólo tres puestos del de Pablo Escobar Gaviria, el extinto capo del Cartel de Medellín, que lleva el número 79. La ficha 82, fechada el 23 de septiembre de 1991 (ver facsímil) dice textualmente: "Álvaro Uribe Vélez. Político colombiano y senador dedicado a colaborar con el Cartel de Medellín a altos niveles gubernamentales.

Uribe ha sido vinculado a negocios relacionados con drogas en Estados Unidos. Su padre fue asesinado en Colombia debido a sus conexiones con los traficantes de drogas. Uribe ha trabajado para el Cartel de Medellín y es amigo personal cercano de Pablo Escobar Gaviria. Èl (Uribe) ha participado en la campaña política de Escobar para ganar el puesto de parlamentario suplente de Jorge Ortega.
Uribe ha sido uno de los políticos que desde el Senado ha atacado todas las formas del Tratado de Extradición (de Colombia con los Estados Unidos) (…)", dice la ficha de laDIA.
La saga de Alvaro Uribe es la de un narcocandidato que en 2001 tuvo a la DEA como jefe de campaña y en menos de cinco meses conquistó el 53 por ciento de los votos. Sus dos presidencias estuvieron signadas por el paramilitarismo y la parapolítica.
Con la búsqueda de su tercera reelección, Uribe protagoniza su penúltimo escándalo de corrupción vulnerando la Constitución colombiana. Lo hace por medio de la compra de votos en un Congreso en el que la mitad de sus miembros están procesados por narco-paramilitarismo, según denunció el ex ministro de Defensa y candidato presidencial Rafaél Pardo.
Alvaro Uribe llegó al poder prometiendo la creación de escuadrones de soplones y recompensas a quienes delataran a miembros de la guerrilla, pero tras siete años de guerra sucia no ha conseguido derrotar a las Farc, pero esa medida le costó la vida a 1300 civiles que no tenían lazos con la guerrilla, pero que fueron asesinados por fuerzas de seguridad para cobrar las recompensas.
Como alcalde de Medellín, como gobernador de Antioquía y como presidente de Colombia, la historia de Alvaro Uribe se entrecruza con la de Pablo Escobar Gaviría y con la historia de la agencia antinarcóticos de EEUU, DEA.
En 1982, cuando Uribe se convirtió en alcalde de Medellín, Pablo Escobar ya había tomado la ciudad por asalto, construyendo viviendas para los pobres, pagando impuestos, apoyando la construcción de un subterráneo. Uribe regía los destinos de una ciudad que era conocida como 'El santuario', debido a la completa protección que los traficantes gozaban por parte del gobierno local.

La ex -amante del capo del Cartel de Medellín y presentadora de televisión, Virginia Vallejo, en su libro "Amando a Pablo, Odiando a Escobar" aporta datos sobre la relación entre Uribe y Pablo Escobar: según la periodista actualmente exiliada en los EEUU, Uribe como director de la Aeronáutica Civil (1990-1992) fue clave para el otorgamiento de licencias masivas de vuelo al cartel de Medellín sin las cuales los narcos jamás hubieran podido hacer sus inmensos envíos de la droga a los EE.UU. y acumulado sus inmensas fortunas. Uribe y Pablo Escobar también compartieron un pasado político común en las filas del Partido Liberal. Pero tanto en épocas de Escobar como ahora hubo serios conflictos en el partido. Un grupo, el movimiento Nuevo Liberalismo, liderado por Luis Carlos Galán, denunciaba que el crimen organizado había tomado el poder del partido y la ciudad. "En 1982, Escobar trató de encontrar un lugar en el movimiento Nuevo Liberalismo encabezado por Luis Carlos Galán, pero Galán sacó su nombre de la lista y lo expuso frente a una multitud de cinco mil personas en Medellín", recuerda Gabriel García Márquez en el libro El otoño del Señor de las drogas, donde retrata la vida y muerte de Pablo Escobar: Las denuncias de Galán no lograron detener la penetración del narcotráfico. Galán fue asesinado mientras Uribe consolidaba su poder y Escobar conseguía una banca en el Congreso Nacional. Durante su mandato como gobernador de Antioquia, Uribe puso en marcha su modelo de "Estado Comunitario" que tiene bastantes semejanzas con el fascismo. Con la cortina de humo de estimular la participación de la ciudadanía en la generación de empleo implementó un modelo paramilitar de seguridad pública. A partir de un programa auspiciado por la Universidad de Harvard, se capacitó cerca de 50.000 antioqueños en "Negociación Pacífica de conflictos".

Este proyecto sirvió para crear en 1994 las Asociaciones Comunitarias "Convivir", que fueron utilizadas por los terratenientes y los narcotraficantes para aplicar la política contrainsurgente de "tierra arrasada". Según Amnistía Internacional y decenas de organizaciones de derechos humanos, estas brigadas de vigilancia servían, como una fachada para los campos de reclutamiento y entrenamiento de las fuerzas paramilitares colombianas apoyadas en la cocaína.
Las brigadas patrocinadas por Uribe iniciaron una escalada sangrienta de masacres contra civiles desarmados al punto que fueron proscriptas a fines de 1997. Aunque la justicia colombiana ordenó la entrega de las armas de guerra provisto por el gobierno colombiano a los vigilantes de Uribe, sólo unos cuantos rifles de asalto volvieron a poder del gobierno. Los vigilantes de Convivir simplemente tomaron sus armas y se unieron a las unidades narco terroristas de Carlos Castaño de las Fuerzas de Autodefensa de Colombia o AUC. Las organizaciones paramilitares saludaron su llegada a la presidencia con euforia porque cuentan a Uride entre uno de sus fundadores. El grupo paramilitar "Los doce apóstoles" habría tenido sede en la hacienda "La Carolina", en el departamento de Antioquia, cuya propiedad comparten los hermanos Uribe Vélez.
El hermano del Presidente fue interrogado por la fiscalía en 1997 respecto a delitos de secuestro, extorsión y asesinato cometidos por "Los doce apóstoles" entre 1993 y 1994. El grupo fue acusado de asesinar a medio centenar de personas.
La "matanza de El Aro" cometida en 1997, en la cual, según relata el periódico de Miami, "El Nuevo Herald" en su edición del 6 de agosto de 2009, Álvaro Uribe, planeo la matanza con los dirigentes de las AUC (Autodefensa Unidas de Colombia) y posteriormente acudió personalmente a felicitar a los paramilitares que habían asesinado, con motosierras, a 15 campesinos indefensos. El centro The Narco Newws que es uno de los más importantes en investigación sobre el narcotráfico internacional , ha bautizado a Uribe "el "precursor del Narco-Estado". Un documento firmado por el jefe de la DEA Donnie R. Marshall el 3 de agosto de 2001, revela que varios aviones fueron capturados con precursores químicos para la producción de cocaína. Las naves se dirigían a Medellín, a nombre de una empresa llamada GMP Productos Químicos.
Las 50 toneladas del precursor químico destinadas a GMP eran suficientes para fabricar 500 toneladas de cocaína. El dueño de GMP Productos Químicos, de acuerdo al reporte de 2001 del jefe de la DEA, era Pedro Juan Moreno Villa, el jefe de campaña, ex secretario de gobierno y, por mucho tiempo, mano derecha del presidente Álvaro Uribe Vélez. "Entre 1994 y 1998, GMP fue el más grande importador de permanganato de potasio en Colombia", afirman los informes de la DEA.

2 comentarios:

Luis dijo...

amigo de Duhalde, el muchacho Uribe, no?

cocodrilodundee dijo...

Por lo menos por sus constumbres y amigos parece que sí: