LA ESTADISTA

LA ESTADISTA
Compañera Cristina Fernández de Kirchner

jueves, 19 de enero de 2012

RIDÍCULO Y PIRATA


No hay ningún pudor político en el premier británico David Cameron. Resulta que los colonialistas somos los argentinos ¡Paradójico el rubio! La pregunta es ¿Está loco o se comió un payaso? ¿Nos toma el pelo o quiere disimular los kilombos internos sociales de la Gran Bretaña? Todos sabemos que en estos momentos tienen casi el 9 % de desocupación, cifra que no se registra desde hace por los menos 20 años. Como si fuera poco sus propios “socios”, los EEUU, le piden reconsideren la apertura a una iniciación del diálogo con la Argentina, acorde lo estipulado en la ONU y en el consenso de los países de la región latinoamericana. En la Cámara de los Comunes (la Cámara Baja) inglesa, David dejó por sentado que se había reunido con el Consejo Nacional de Seguridad para poder garantizar que “las defensas y todo lo demás estén en orden”. Por lo visto no nos queda más que pensar, que en el país de los piratas Cameron es el “rey”. Se lanzó con tutti después que su canciller William Hague intentó presionar para que Brasil, Uruguay, Chile, …y resto de los países de la región renunciaran a la pronunciación de apoyo a la Argentina por el conflicto con las islas Malvinas. Por eso más allá de enfriar el ardoroso litigio le echó “más leña al fuego” con declaraciones oprobiosas ante los representantes del pueblo británico, "los Comunes".

Es patético ver al consevador inglés y sus legisladores, entre risitas irónicas, festejar frases como: “el reclamo es deplorable; hay que recordarle a los argentinos que ya perdieron la guerra”. Sí, tal fue una de las tantas ironías cargadas de exabruptos lanzadas por uno de los legisladores allí presentes; y con el “remate” del propio Cameron al decir de “lo que los argentinos han estado diciendo recientemente, es mucho más colonialismo porque los kelpers quieren seguir siendo británicos y los argentinos quieren que ellos hagan otra cosa”. La respuesta argentina no se hizo esperar. El canciller HéctorTimmerman salió al cruce en los mismos términos, desde donde se encontraba, en el Salvador, que “Gran Bretaña es sinónimo de colonialismo”. Lo siguieron el propio Amado Boudou, a cargo de la Presidencia de la Nación interinamente, con una frase que puede consignarse como histórica, diciendo: “es un exabrupto torpe e ignorante”. Hasta en nuestra conocida y despistada “opo” se pronunciaron contra el premier británico. En fin, veremos cómo sigue la película, de lo que todos estamos seguros es de que nuestra Presidenta Cristina Fernández de Kirchner no cesará en ningún momento en este reclamo histórico; es más, lo acentuará aún más por la vías correspondientes y sin ponernos a la altura de los tradicionales piratas ingleses.