LA ESTADISTA

LA ESTADISTA
Compañera Cristina Fernández de Kirchner

sábado, 14 de enero de 2012

EL "JUEGO" DE LA CAUTELARES Y UN JUEZ QUE VIVE EN CAMPANA



Evidentemente elementos del Poder Judicial de nuestro país siguen jugando su propio partido en contra de las instituciones del Estado apelando al recurso del “juego de las cautelares”. Esto no fuera nada, si no es que esta herramienta está llegando al borde de lo absurdo, ya sea para operar desde allí sobre dictámenes de leyes sancionada y promulgadas por los otros dos poderes que defienden el interés de la ciudadanía y no, como este sector de jueces, sobre los intereses de las corporaciones y organizaciones empresariales que siempre estuvieron incluso tras los golpes de Estado en nuestro país.

Tenemos la muestra del Juez Carbone, un impresentable golpista al poner una cautelar a pedido del Cdor. Magnettto, cuyo Dios es el oligopolio del Grupo Clarín que encabeza para ir en desmedro de todo lo que sabemos; desafiando incluso el pedido de la Suprema Corte de Justicia de ser prudente en los tiempos en referencia a la suspensión de aplicación del Art. 161 de la nueva Ley de Medios en vigencia, la 26.522.

De la misma manera, nos encontramos hoy a otro especímen del Poder Judicial, el juez Alberto Ize; quien el mismo fue mencionado en una estafa millonaria contra ANSES que mediante la `industria del juicio´ dictó un amparo inaudito, nulo e insólito“. Ahora nos encontramos, que el mismo Ize frenó la aplicación de la ley del Estatuto del Peón Rural lo cual es sólo para cuidar y preservar la inverosímil caja de la Unión Argentina Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE); que lidera otro impresentable del sindicalismo, Gerónimo “Momo” Venegas.

La ley del Estatuto del Peón Rural fue aprobada con amplio consenso en las últimas sesiones extraordinarias del Congreso. Si uno dijera que esta Ley afecta al trabajador rural vaya y pase, pero todo lo contrario, es la mejor Ley, desde el Estatuto del Peón del Gral. Perón, que defiende los intereses de los trabajadores del campo y los saca hasta de un estado de semiesclavitud en el que se encuentran en la mayoría de los casos.

No es casual que vicepresidente de la Argentina, interinamente a cargo de la Presidencia, Amado Boudou, saliera a cruzar este fallo de cautelar tan inapropiado a los intereses del pueblo trabajador. Explicó que, como antes en el caso de las reservas del Banco Central hace dos veranos, de la Ley de Medios Audiovisuales, de defender las altas tasas de interés que se cobraban a jubilados mediante el código de descuento; nuevamente aparece la justicia cautelar para defender intereses espurios. Vemos que en todos estos casos en pocas horas el juez se expidió en forma express y sin vacilaciones. La justicia cautelar express llega rápido y para pocos; está a la vista. Ya lo había señalado Néstor Kirchner, al pronunciarse enérgico contra las cautelares. La ecuación es sencilla, es una modalidad de justicia cautelar utilizada por algunos jueces que evidentemente están pisoteando el rol que nuestra Constitución le asigna al Congreso de la Nación.

Por lo visto, las leyes de la Nación son ignoradas y se abusa de un mecanismo a favor de los más poderosos y de las corporaciones en contra del conjunto de los ciudadanos. Y aquí no hay otra señores, todos sabemos que el Congreso tiene la representación del pueblo y las provincias, tiene la legitimidad democrática y jurídica para dictar leyes, que una y otra vez sectores de la justicia se empeñan en esquivar siempre y cuando se trate de sostener las necesidades de quienes estaban acostumbrados a hacer lo que querían: manejar gobiernos, funcionarios y espacios políticos a su antojo

Esperemos que las herramientas que posée la democracia para que el Estado de Derecho se instale con justicia social, termine de una vez por todas con estas cautelares y sus jueces de quiénes no cabe la menor duda que sus principios ideológicos impopulares y desviados de actos patrióticos siguen mellando y resquebrajando una sociedad con una administración de Estado de excelencia, como sucede en esta coyuntura, la del Gobierno de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner.