LA ESTADISTA

LA ESTADISTA
Compañera Cristina Fernández de Kirchner

viernes, 21 de enero de 2011

LA COMPAÑERA PRESIDENTA CRISTINA FERNANDEZ, GESTORA DE UN VITAL PROTAGONISMO DE NUESTRO PAÍS EN EL RESTO DEL MUNDO


La Argentina va despertando como un país más que notable del letargo en que la sometió el neoliberalismo, tanto en las vivencias internas como en el ámbito global mundial. Esto al igual que a muchos otros países del planeta, incluyendo las grandes potencias económicas que siguen sufriendo el cimbronazo.
En el contexto del bloque regional y ante el mundo, Argentina de a poco va surgiendo como una verdadera potencia, en la que a través de las políticas adecuadas que emanan del Gobierno Nacional, sus riquezas se hacen valer como corresponden. No solo en la explotación y comercialización de las mismas a prima facie, sino con la aplicación del valor agregado que le incorpora el modelo puesto en marcha por Néstor Kirchner desde el 2003.

No creo que haya antecedentes, por lo menos en décadas, del salto cualitativo que va dando nuestra Nación en el protagonismo mundial en las relaciones con otros países en la fases políticas, comerciales, diplomáticas y de interrelaciones múltiples con el resto del mundo. Pese a las realidades virtuales impuestas por las grandes corporaciones de la comunicación, ya nadie escapa a la realidad vivencial que protagonizamos día a día en nuestro país. Pero por suerte, los gobiernos de los países del mundo observan con sorpresa los adelantos en el campo del crecimiento como Nación y esto lo apreciamos en la importancia que nos dan. Caso presidir el G-77 más China, y los grandes acuerdos comerciales que se siguen dando en el campo mundial con demás países y potencias.

Obviamente, que no debemos olvidar las anteriores misiones a China, EEUU, Europa, etc. para poder contextualizar mejor los alcances superlativos en este rubro en el tiempo que se lleva de gestión y sin dejar de lado el período de Néstor Kirchner.
Por otra parte y remitiéndonos a estas etapas coyunturales, pienso que aún muchos de nosotros no llegamos a dimensionar la gran importancia que reviste, en términos del amplio contexto global, el salto en calidad en política exterior la gira de la última semana de nuestra Presidenta Cristina; llevada a cabo por los países árabes y Turquía.
En ejemplo, Cristina en su visita a Quatar se reunió con los CEOs de las empresas de allí. Vale la pena decir que este país maneja para inversiones la friolera de 300.000 mil millones de dólares y pusieron gran expectativa en los futuros acuerdos con nosotros. Como dijo el canciller Timmerman “estas visitas abren expectativas impensadas para el país”.
En el caso de la visita a Doha Cristina no dejó de invitar a grupos de investigadores a que vengan a Argentina para que conozcan el desarrollo tecnológico nuclear. Cabe el ejemplo también en esta materia, que en su estadía en Turquía firmaron acuerdos la Comisión Nacional de Energía Atómica de nuestro país con la TAEK turca. A su vez y en diversos rubros, la misma Turquía dobló la capacidad de inversión que tenía con nuestro país; de 500 millones de dólares a u$s 1.000 millones.
Sirvan estos últimos renglones para ejemplificar lo que con anterioridad señalamos. Pero el resultado de estas visitas son señalados hasta con el cambio de estructuras en el marco orgánico de la Cancillería Argentina. Es decir, se crearán cinco nuevos cargos de negociadores comerciales para mercados no tradicionales que antes no se contemplaban. Involucrando hacia este nuevo sector a los países que corresponden al Golfo Pérsico, Asia Central, África, América Central y el Caribe, y la Europa del Este.

Con la gestión de Cristina Fernández de Kirchner y su equipo de gobierno la Argentina sostiene y aumenta desde el año 2003 su roll protagónico en el escenario mundial como país emergente. Convengamos todos en aunar nuestras fuerzas a los efectos, para que este país y todos los pueblos de la Región alcancen la Patria soñada por el General Perón y tantos otros iniciados de nuestra historia latinoamericana. La Patria Grande de Martí.

No hay comentarios: