LA ESTADISTA

LA ESTADISTA
Compañera Cristina Fernández de Kirchner

sábado, 25 de febrero de 2012

NÉSTOR, RECUPERÓ LA POLÍTICA, A LA JUVENTUD, LA MILITANCIA, EL PERONISMO, ...LA HISTORIA.

Un flaco lindo que se fue y el milagro de permanecer entre nosotros; trascender el tiempo y estar en el cuadro de honor de nuestra historia; tan simple como eso y tanta lucha para ésto. Néstor Carlos Kirchner, un querido compañero, uno más, como él quería y un grande como nosotros lo vemos. Hoy hace 62 años que vino a este mundo.


Nacido en el año del Centenario del General San Martín, hoy, 25 de febrero Néstor Kirchner cumpliría 62 años. Su memoria se engrandece más a medida que los días van ganando espacio en el contexto histórico que le tocó protagonizar. A los peronistas no nos cabe ninguna duda lo que fue y lo que construyó durante su vida militante, desde allá, en los gloriosos días de la FURN de los 70’ en los ámbitos universitarios platenses hasta nuestros días; y no precisamente hasta el dia de su partida, porque ante los hechos, su figura se agranda y trasciende en el tiempo.


El inicio de su rol como gobernante de la Nación, el 25 de mayo de 2003, creó la bisagra histórica que hasta nuestros días estamos viviendo en el marco del Proyecto Nacional y Popular, dando inicio a una etapa que desde los primeros gobiernos del General Perón no habíamos tenido. No voy a extenderme en los detalles que hicieron a esta transformación, porque serían innumerables y a los más claves ya los conocemos, no solo los militantes, sino también el pueblo argentino y los de la región latinoamericana. Néstor quedó en la historia de los patriotas, de los grandes. Pero su trabajo no concluyó aquel 27 de octubre con su ida desde el plano físico; hay una continuidad superadora en la conducción del poder central por su compañera, Crisitina Fernández, a la que se le suman ciento de miles de jóvenes y un pueblo que la legitimó en las urnas.


Pero sí quiero señalar uno puntual, la recuperación de toda una generación extraviada en sus ideas y valores por los gobiernos neoliberales y los no tanto. Es como un volver a darles una luz de valor a la política en la sociedad y sobre todo a la juventud, donde generó la recuperación de las ideas y la lucha por el amor a la patria. Es como volver al escenario de la participación, trazando un puente desde aquella masa de jóvenes llenos de utopías y diezmado con sangre por la dictadura cívico militar y hacerlos florecer nuevamente en los jóvenes de hoy.


Néstor, “flaco”, estarás siempre con nosotros y hasta la victoria final.