domingo, 12 de diciembre de 2010

MAURICIO, HACETE UNA VEZ CARGO DE ALGO ...


La inacción en políticas sociales, la carencia de políticas públicas plausibles y las desviaciones de las mismas hacia conveniencias empresariales y de “negocio” del gobierno de la Ciudad A. de Buenos Aires; a pesar de mentirosas promesas electorales, dejan el lamentable rédito que apreciamos en Villa Soldatti en estos días.
No se concretan planes de viviendas, sino bicisendas, hasta el momento inútiles. La escasa inversión en algún plan de salud, de educación o viviendas se revierten en innumerables capas de cemento por el casco más céntrico, que como si fuera poco impermeabiliza el suelo propicio a las habituales inundaciones. Se invirtió en publicidad del Gobierno de la Ciudad tres veces más que el Gobierno Nacional para todo el territorio. Por citar algunas de las tantas aplicaciones del capital de gestión. Y podemos seguir enumerando muchísimas más acciones de esta aplicación presupuestaria.
Volviendo a hacer gala de su ineptitud, el jefe del Ejecutivo porteño, cual “patroncito de estancia” clama por represión de la Federal al Gobierno Nacional en vez de hacerse cargo de un conflicto, que tiene origen en su propia gestión a partir de falta de políticas, y en este caso, de la falta de diálogo con los ciudadanos protagonistas del problemón de Villa Lugano.
Macri no se hace cargo de gobernar, su máxima es llamar a conferencia de prensa tanto para insultar al gobierno, como para no hacerse cargo del costo político de sus propias falencias. Y después le hace cartas a la Presidente solicitando la solución de un problema que es de su exclusiva responsabilidad y competencia. Mauricio Macri abre el pico, primero irresponsablemente y cobardemente para “patear la pelota” para otro lado como es su costumbre en un “no es mi culpa” … es de otro, o a “Kirchner lo tiro por la ventanilla del tren”; u otras pelotudeces insultantes de pibe piola. En segundo término, a partir de su lamentable discurso xenófobo incita al vecindario para acentuar y extender la irracionalidad a la acción violenta con el resultado de dos muertos más. Y van cuatro hasta el momento de escribir estos renglones. Lo que hizo Mauricio Macri no es mas que echar nafta al fuego en vez de poner el pecho a una salida política y emergente ante el grave conflicto. En una palabra, la ausencia del Estado citadino es total, triste y lamentable. Va a estar bueno Buenos Aires.

2 comentarios:

Portillo Diego dijo...

Macri está demostrando lo que muchos sospechabamos antes, que no tiene política, no tiene plan, y que no sabe nada lo que es gobernar. Mi nuevo blog es compromisotrabajoyaccion.blogspot.com un abrazo compañero

cocodrilodundee dijo...

AHÍ TE ROLO EN MI BLOG CUMPA.