sábado, 26 de septiembre de 2009

LA ETAPA QUE DESTAPA



Estar próximo al bicentenario, no es solo una fecha más de una cuádruple bodas de oro de nuestra querida Patria. Mucho menos teniendo en cuenta las particularidades y generalidades que se han movido en los últimos tiempos. Sin ser intrigante y sin interpretaciones subjetivas veamos y observemos con simpleza los notables pasajes vívidos, visibles y concretos desde que el affaire campero mostró la hilacha. No había más cabida a la tolerancia opositora a un gobierno que sostuvo sus lineamientos desde el 2003 a la fecha, sin cambiar el rumbo que a los “patrones de la patria” ya les causaba escozor y pérdida de espacio de poder de forma lenta pero desgastante. La pólvora corrió por la mecha y estalló la Santa Bárbara. Evidentemente, de la 125 puede decirse que fue mal anunciada, sin una cobertura metodológica de fina política de Estado. Pero en los días sucesivos a este impactante episodio del escenario nacional, que dió tanto que hablar, se abre una histórica caja de Pandora: Comienzan a quedar expuestas las fuerzas y sus caripelas, siempre proclives a sentenciar a la Argentina como un depósito y generador de materias primas vendibles, para forrarse los bolsillos aquellos que quieren que la habiten no mas de 13 millones de almas; y atribuirse como una clase social cuya actuación debe ser la del dominio.

No quiero detenerme en este análisis, ni hacerlo eje de estas líneas, pero sí de incentivar a que nos demos cuenta que a partir de aquí pareciera que pudimos tomar la punta del ovillo; que al rodar en el trascurrir de los últimos tiempos destraba lentamente la ceguera a la que fue sometida la masa poblacional, por obra y gracia de las políticas liberales a que nos sometieron.


COYUNTURA BISAGRA QUE PROPICIA UN MOVIMIENTO QUE FORTALECE AL PROYECTO NACIONAL Y POPULAR (análisis evaluativo para politólogos desprevenidos).

El proceso recorrido, por acciones militantes en los 80’, los 90’ y en los nueve años del nuevo Siglo, para llegar a poner en el Congreso Nacional un proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual fue muy arduo, por no decir durísimo.

Esto, con los pertinentes obstáculos del poder hegemónico del capital y sus portadores de clase dentro de sus corporaciones; llámese, Sociedad Rural, UIA, AEA, … Cargill, Monsanto, Techint, … o MONOPOLIOS DE MULTIMEDIOS … pero todos expuestos al fin; a la vista... Por ejemplo, ahí tenemos a sus fieles representantes del momento, visibles y tangibles; y en una lamentable y ridícula acción parlamentaria en el recinto de la Cámara de Diputados. Allegados a la misma incluso con el disfraz de "partido" - una construcción cívica de connotación liberal y herramienta electoral -. En la que prefirieron abandonar su lugar natural de discusión y debate, para presentarse con sus micrófonos y cámaras o con las de sus patrones y lanzarse de lleno contra el gobierno nacional, sin siquiera asumir como tema eje de discusión la nueva Ley de Medios Audiovisuales. Estos son los llamados: “OPOSITORES” … pero cuidado, NO SON LA OPOSICIÓN, ésta última se quedó en el recinto de Diputados debatiendo; presentado diferencias y alternativas, hasta que se llegó a consensuar y apoyaron con su voto a la holgada sanción favorable en diputados. La pregunta clave es ¿NECESITA EL OFICIALISMO CONTAR LOS POROTOS EN EL CONGRESO PARA EL 2010? … CREO QUE NO, de avanzar con sensatez no va a ser necesario, si los deberes los hacemos bien. Aquí se movilizó, se mostró y actuó en bloque una fuerza, que vislumbró con acción dentro de la cámara baja del parlamento argentino la verdadera democracia a conseguir. Quizás estamos ante el embrión de una FUERZA NACIONAL que prima las necesidades de la Nación y discute en casa (el Congreso) las diferencias.

Entre los dos modelos de argentina en pugna, la relación de fuerzas del poder puede variar notablemente de mano a favor de su pueblo, diríamos casi por primera vez... en el umbral ... a las puertas del BICENTENARIO.

2 comentarios:

Daniel Calabrese dijo...

Excelente análisis Coco. Capturar el ejemplo de lo que ocurrió en el parlamento y diferenciar entre aquellos que al verse derrotados en número y argumentos, fueron a vociferar su gatoflorismo frente a los micrófonos de sus patrones y quienes por otro lado, desde sus diferencias, escucharon y aportaron a una politica de Estado, es quizá el dilema a resolver en este bicentenario. Se ve que las altas horas de la madrugada te inspiran !! Abrazo Grande ! Daniel Calabrese

Santiago Coco Plaza dijo...

Algo de esto hay compañero ... veamos cómo sigue la película! Lo charlé bastante anoche con el compañero Luis Lázzaro y la diputada Claudia Bernazza ... ¡Coincidimos!!!
Abrazo.