LA ESTADISTA

LA ESTADISTA
Compañera Cristina Fernández de Kirchner

jueves, 15 de agosto de 2013

UN DISCURSO BIEN POLÍTICO Y TRASCENDENTE DE CRISTINA


(ACTO DE LANZAMIENTO DEL PROGRAMA AGROVALOR, EN TECNÓPOLIS)


DISCURSO DE LA PRESIDENTA - INSUMOS CONCEPTUALES PARA SALIR 

A LOS BARRIOS A CONVERSAR CON LOS VECINOS; LINEAMIENTOS 

DE LA POLÍTICA DE GOBIERNO Y COMO SE EJECUTA ESA POLITICA, 

A QUIENES ESTÁN DIRIGIDA ACTITUD ANTE LA POLÍTICA. 

EL PROGRAMA DE GOBIERNO Y SU FILOSOFÍA.





Gracias, muchas gracias.

Muy bienvenidos todos los alumnos de las escuelas Agropecuarias que han venido de las distintas provincias del país. Gracias a los gobernadores que los han acompañado.
Y la primera reflexión: algunos nos hablan de futuro, y yo les digo que el futuro hoy está acá, presente, con todos esos jóvenes. Si esto no es futuro, el futuro dónde está, por favor.
Y hablo de futuro. ¿Saben por qué podemos hablar de futuro desde este espacio político? Porque tenemos atrás los 10 años que sirven para que haya futuro en la Argentina. Sin lo que hicimos en estos diez años, no hay futuro en la Argentina.

Y hablo también de las cosas de todos los días. ¿Saben una cosa? Me pasó una cosa muy curiosa, ayer. Estuve en una reunión con el Ministro de Defensa, Agustín Rossi, estábamos en el despacho de Juan Manuel, 7 de la tarde y me dice: “Cristina, ganamos en la Antártida”. ¿Ustedes se acuerdan que en cada elección el primer resultado que pasaban era el de la Antártida, porque siempre perdíamos nosotros en la Antártida? Ayer a las 7 de la tarde me enteré por primera vez que habíamos ganado en la Antártida, no lo habían pasado en ninguna parte, increíble.

Esto es el ocultamiento, la distorsión permanente, y además también ayer a la tarde -y acá lo diviso a Gildo Insfrán- y esto va para propios y extraños, para propios y ajenos, me entero que en la comunidad Qom de La Primavera, donde viven los Qom, porque los Qom no viven en la televisión, ni en los espacios de la radio, ni en los diarios, los Qom no viven en las conferencias de prensa, en la avenida 9 de Julio, ahí no viven los Qom. Los Qom viven en Formosa en La Primavera. ¿Y saben qué me enteré? Que ahí habíamos ganado con el 66 por ciento de los votos entre la comunidad Qom. La verdad Gildo que te lo hago como un reconocimiento contra tanta mentira, tanta distorsión, prácticamente parecía, pero ojo…de buena fe, porque hay mucha gente que milita y trabaja por los pueblos originarios, pero claro, en los diarios, en los medios de comunicación parecía como que el gobierno de la provincia de Formosa y nosotros, porque él forma parte de nuestro espacio desde siempre, no queríamos a los Qom. Los Qom se pronunciaron y este espacio ganó con el 66 por ciento de los votos.

Me enteré también ayer, miren esto; y pensaba muy para mí adentro: si la Presidenta de la Nación piensa un poco, una mujer que me considero informada naturalmente, porque obviamente sos la Presidenta, me enteré ayer, a las 7 de la tarde que había ganado en la Antártida y que los Qom habíamos ganado en la comunidad famosa de La Primavera, aquella que nos era exhibida casi como un campo de concentración que había en Formosa contra nuestros pueblos originarios, te das cuenta cómo distorsionan, cómo mal orientan, y mucha gente se informa de esa manera. La gente no tiene la culpa tampoco. Cuando se dan cuenta después más tarde, siempre es tarde. Se dieron cuenta cuando perdieron el laburo, cuando les bajaron el sueldo, pero ya es tarde.
Por eso digo que es muy importante, porque como decíamos que en la vida hay que elegir, lo seguimos diciendo. Pero yo quiero agregar hoy que además de que en la vida hay que elegir, en la política no hay que mentir más, eso es lo que me parece a mí también que hay que decirlo con todas las letras, no mentir, no mentir.

Y sinceramente cuando uno miraba hoy los titulares de ayer y de hoy, hoy están contentos en Wall Street, lo decía el flaco Gioja también, un detalle que quiero anotar -hoy hablé con el flaco Gioja a la mañana- sacaron en todos los diarios que en San Juan habíamos perdido porque teníamos 4 puntos menos que los 5 candidatos juntos. El Pro en Capital sacó 8 puntos menos que todos los candidatos del otro sector y nadie dijo nada, y festejaron con globos. La verdad que cuando uno ve estas cosas y ve este ocultamiento y distorsión de las cosas, siente que tiene la obligación de comunicarlas y de explicarlas. Porque soy Presidenta pero por sobre todas las cosas soy una militante política que siente la obligación de decirle la verdad al pueblo, a todo el pueblo.
Hoy nos acompañan rectores de todas las universidades argentinas, hombres y mujeres que no pertenecen a nuestro espacio político pero que comparten este proyecto que ha puesto en la educación universitaria uno de sus ejes fundamentales y que hoy lo estamos demostrando acá, en este Plan de Agrovalor donde no solamente estamos entregando 25 vehículos para distintas escuelas agropecuarias del país, sino significa 700 becas anuales para todos los chicos que quieran estudiar ingeniería en alimentos y en todo lo que sea valor agregado de nuestros recursos naturales y nuestra producción primaria.

Y siento la necesidad de hablar de estas cosas y de contar estas cosas. Cuando leía también ayer que ahora iba a volverse a disputar…ahí lo veo a Julián; parece Julián que quieren tu lugar en la Cámara de Diputados, en la presidencia. Y dicen que son el futuro…eso es el pasado, ya lo vi en el 2009, ya lo vimos cuando los que no pensaban en nada igual, se juntaron para desalojar de la presidencia de la Cámara de Diputados a quien institucionalmente le correspondía, que era la primera minoría. Cuatro años parado, no tuvimos presupuesto en el 2010, la menor producción de leyes en 4 años. Eso tampoco es el futuro, ese es el pasado. Ya lo vi y al país, no al gobierno, al país no le sirvió.

Por eso creo que tenemos que tener mucha fuerza y mucha templanza, porque en realidad los intereses que hoy están enfrentando este proyecto no van con nombre y apellido en las listas, tienen representantes o gerentes en las listas pero están afuera. Cuando Wall Street se pone contento, muchachos preocupémonos, porque cada vez que se pusieron contentos ellos, a nosotros nos fue muy mal en la Argentina.

Y creo que tenemos que hablar en serio de las cosas estructurales en la Argentina que se están debatiendo y que se están jugando. Nadie puede pensar seriamente que es una camarita más, una camarita menos, o…no, no, acá están las cosas fundamentales del país que han sustentado y han permitido que millones recuperaran el trabajo y que hoy con salarios que han aumentado al 1.700 por ciento, con convenciones colectivas, con jubilados, podamos estar discutiendo cosas que si es necesario las vamos a discutir y nos vamos a sentar en la mesa, pero nos vamos a sentar en la mesa con los verdaderos dueños de la pelota a discutirla, no con los que aparecen… Estamos dispuestos a dar el debate.

El otro día escuchaba que hay dinero barato en el mundo para endeudarse. Endeudarse para qué. Endeudarme para hacer una obra pública, fantástico. De hecho hace pocos días el BND aprobó un crédito a la Nación, que lo tendría que haber aprobado, vale decirlo también, hace dos o tres años por lo menos, de 1.500 millones de dólares para el soterramiento del Sarmiento. Ese endeudamiento le sirve al país porque es para capitalizar. O cuando en unos días más firmemos en Santa Cruz la represas que van a producir energía por 1.740 megavatios, para eso nos vamos a endeudar ahora. ¿Es ese el endeudamiento del que me están hablando o es el endeudamiento del roll over. Y les voy a explicar para los que no saben lo que es el roll over. ¿Sabés que es el roll over? Es cuando se te vence deuda financiera, la deuda que contrajeron ellos en anteriores gobiernos, corralito, no corralito, discount, etcétera, muchos de los banqueros que se quedaron con los ahorros y que hoy están atrás pidiendo también una devaluación quieren roll over ¿de qué? De los préstamos financieros, de lo que debemos de los títulos. ¿Para qué? Porque cada vez que vos financiás un vencimiento sin pagarlo, pagás comisiones a los que intervienen y además más intereses a los bancos. Entonces vamos a discutir cuál es el endeudamiento que quieren. El endeudamiento que estamos haciendo para el soterramiento, para las obras energéticas, para las represas hidroeléctricas lo venimos haciendo con el BID, con el Banco Mundial desde hace mucho tiempo, pero que no me hablen de endeudamiento sin aclararme qué tipo de endeudamiento. O cuando me dicen: hay que tocar el tipo de cambio. Tocar el tipo de cambio es devaluación, argentinos y argentinas, ¿y sabés dónde se te va tu salario cuando devalúan? Ya la vimos esta película.

Por eso hay que hablar clarito. O cuando te dicen que hay que gobernar con metas de inflación. ¿Saben qué es gobernar con metas de inflación? Yo se los traduzco. Es ponerle un cepo a los salarios, a los salarios para que no aumenten porque sostienen como base que el aumento salarial, el incremento de sus salarios, es inflacionario. Lo he escuchado reiteradas veces. De hecho, representantes de los sectores están en algunos de esos espacios.

Entonces yo quiero convocar a un debate en serio, pero con los sectores, con la Asociación de Bancos, con la que conduce el banquero Jorge Brito por ejemplo, a ver qué es lo que quieren hacer con las finanzas del país; vamos a reunirnos con la Unión Industrial también para ver qué es lo que proponen, cuáles son los beneficios que reciben desde la promoción pasando por los beneficios de los subsidios. Vamos a sentarnos con los trabajadores también, con nuestros compañeros los trabajadores de la Confederación General del Trabajo para discutir las cosas que tengamos que discutir pero en serio, con todos en la mesa. Porque, ¿sabés lo que pasa? Cuando tomás una medida en la economía, no es una economía para un sector; cuando tomás una medida en la economía eso termina repercutiendo en todos los sectores de la economía y muchas veces las buenas intenciones terminan en horribles resultados. Es más, como decía mi abuela, el camino al infierno está empedrado de buenas intenciones. La verdad que yo tampoco creo demasiado que haya buenas intenciones sinceramente, sería mentirosa si lo dijera.

Creo que en realidad esto es como esa canción maravillosa del cubano Silvio Rodríguez, “La maza”, pasado en lentejuela y trapo nuevo. Pero me parece que lo que vienen a proponernos es lo que en la Argentina se nos cayó en el año 2001, y que Néstor tuvo que venir a levantarla. Por eso también tanta descalificación, por eso también tanta injuria, tanto agravio, tanto invento, tanta mentira, y sin embargo se ocultan algunas cosas que la verdad que cuando uno las ve en una cámara de televisión, que no es la nuestra, pone en duda algunas cosas que han pasado en este país. Pero se discutirá más adelante, lo que quiero decirles a todos fundamentalmente son las cosas que se están debatiendo y discutiendo. Cómo quieren de repente volver a una Argentina que ya pasó, una Argentina que necesita esencialmente profundizar las bases del modelo de industrialización, profundizar las bases de la educación universitaria, como lo estamos haciendo hoy aquí; profundizar las políticas de inversión en ciencia y tecnología; profundizar la administración de los recursos de los trabajadores, para que vuelvan al consumo y reactiven la economía.

Hoy leíamos que la propia Unión Industrial Argentina reconoce un crecimiento industrial de casi el 5 por ciento. ¿Y eso con qué creen que se hace? El mundo no está comprando, el mundo está ofertando, está de remate, estamos sosteniéndolo con mercado interno fundamentalmente porque en este último mes las exportaciones fueron apenas del 2 por ciento y las importaciones fueron del 11 por ciento.
Creo que es bueno discutir y es una buena etapa para discutir, pero no discutir cosas chiquitas, discutir en serio, un modelo de país, esta macroeconomía que hemos construido entre todos y sin slogans y sin títulos, a fondo con las políticas.

Cuando nos dicen que por ejemplo una parte de las jubilaciones podría ir a los bancos, esa historia también la conocemos, se quedan con la crema de las jubilaciones y con todas las jubilaciones bajas se queda el Estado. Pasa lo mismo que con las prepagas y las obras sociales, los que ganan mucho van a las prepagas y las obras sociales son las que sostienen. ¿Pero cuánto tiempo aguanta un modelo así? ¿Cuánto tiempo aguantó la Argentina que no se produjera nada, que todo fuera importado y que todos pudiéramos viajar a cualquier parte? Aguantó poquito y cuando reventó nos llevó puestos a todos, o a casi todos, porque en realidad ya sabemos que hay pequeños grupos de interés que evidentemente nunca les toca y siempre quieren más, siempre van por más. Nos acusan a nosotros de ir por todo, los que quieren ir por todo y por todos son ellos. Muy claramente. Lo vi con total claridad a los pocos días de ganar las elecciones presidenciales, lo vi claramente cuando en una corrida bancaria se llevaron 5.000 millones de dólares. No me los llevé yo ni ninguno de los que están sentados hoy acá. ¿5000 millones por qué? Porque me querían obligar a devaluar, y así siguieron in eternum. También cuando escuchamos y veo como asesor económico a quien fuera presidente del Banco Central, al que tuve que sacar prácticamente con la Justicia de adentro del Banco Central porque no se quería ir y nos impedía que pagáramos con las reservas la deuda externa.

En realidad de nuevo, lo que se dice nuevo, no hay nada, son todos viejos conocidos, viejos conocidos y mal conocidos. Creo que estas cosas tenemos que discutirlas sin agravios y sin insultos, yo quiero discutir de políticas, quiero hablar de políticas concretas, quiero que me expliquen cómo hago para sacar plata de un lado y no sacársela al otro o que la tenga que poner el otro, porque en economía cuando vos le das a uno es porque le dejaste de dar a otro, no hay ninguna otra posibilidad. Todos lo saben, creo que las cosas que tenemos que hablar discutir y debatir son estas.
También quiero decirles, ustedes me habrán escuchado y habrán creído, sé que muchos habrán creído que era solamente para quedar bien; ya el 25 de Mayo cuando festejamos en la plaza los 10 años de gobierno y de la asunción de Néstor, hablaba de que yo no soy eterna ni lo quiero ser, lo dije varias veces antes, pero quiero agregar -como lo dije también antes- que yo no soy eterna pero las políticas económicas que han permitido todas estas cosas que hemos hecho tampoco son eternas. Se pueden cambiar, de hecho si uno mira la historia de la Argentina, acá hay muchos chicos jóvenes pero yo llevo 60 años, 30 en dictadura y 30 en democracia, viví apenas dos años del primer gobierno peronista del 53 al 55, hasta ese momento todos tenían trabajo, tenían buenos salarios, teníamos un desarrollo industrial impresionante, no solamente en materia de industria liviana como siempre nos dijeron, que nunca fue industria pesada, ¿pero de qué nos vienen a hablar si ya habíamos hecho el Pulqui nosotros, cuando otros no habían hecho absolutamente nada? Fuimos unos de los primeros en hacer aviones, se cayó todo cuando derrocaron a Perón.

Y también hablar de las cosas que por ahí algunos…, yo sé que a algunos les puede molestar porque parece ser que en la Argentina todo hubiera sido en dólares toda la vida. Los desafío a que investiguen, yo lo hice. ¿Saben cuándo fue el primer anuncio de una casa, de un inmueble que se vendía dólares, cuándo apareció en un diario la venta de un inmueble en dólares? Averigüen la fecha: 15 julio de 1977. Después de la reforma financiera de Martínez de Hoz. Desde el 25 mayo de 1810 hasta el 17 julio de 1977 en este país se compraban las casas con pesos, con australes, con pesos Ley 18.188 pero con moneda argentina. Porque no hay país en el mundo que pueda funcionar con una moneda que no imprime y que no le pertenece. Y si no miren lo que le está pasando a la Unión Europea, ¿donde está uno de los principales motivos de la crisis de la Unión Europea? En la unidad monetaria, que priva a cada uno de los países de la política monetaria, del instrumento monetario que es algo más que una moneda o un papel, es soberanía para tomar decisiones políticas que favorezcan a los argentinos.

Yo sé también, porque es lógico, que aquel que consiguió su trabajo, que tiene un buen salario, que ya consiguió comprarse el auto 0 km o el usado, o la moto y llegó al usado y después del usado va al nuevo o que está haciendo su casa Procrear o aquellos que obtuvieron por ejemplo una vivienda de un plan federal, muchas veces creen que todo esto ya está. No, ya está no, si se cambian las políticas económicas dejan de estar, porque ya pasó también cuando vimos a los privados administrar los recursos de los trabajadores en las AFJP. Nosotros recibimos las AFJP con 80.000 millones de pesos en el fondo de garantía y pagábamos las jubilaciones al 60% los jubilados. ¿A qué 60% de jubilados? A los más pobres, a los de la mínima. Las AFJP se encargaban de la crema, de los que ganaban mucho, claro, un negocio  fantástico, recibían la plata de todos, les pagaban eso y cobraron 12.000 millones de dólares de comisiones. Hoy ese fondo de garantía después de la Asignación Universal por Hijo, después de 1551% de aumento a los jubilados que empezó en la época de Néstor, porque los aumentos a los jubilados no estuvieron en la Anses desde siempre, llegó Kirchner, otros ya venían pero no había plata para aumentar. Entonces luego de la recuperación de las AFJP se pudo consolidar institucionalmente a través de una ley, pero las leyes son como todo, también había una ley, yo lo recuerdo, que garantizaba que me daban un dólar por un peso, no sé si se acuerdan, había una ley, ley de intangibilidad de los depósitos -la votaron todos- que aseguraba que daban un peso por un dólar. ¿Pero saben qué? La economía no se hace con leyes, el que crea que va recibir mejor salario, que va a tener casa o asignación familiar por una ley está equivocado, se tienen beneficios sociales por un proyecto político del país que tiene una política económica y una convicción de servir a los intereses del país.

Por eso cuando fue lo de la fragata Libertad aguantamos y no le dimos la razón a los buitres, cuando otros nos pedían páguenle a los buitres para recuperar la fragata Libertad. Recuperarla con deshonra jamás, ni como argentina ni tampoco como jefa de las Fuerzas Armadas, recuperarla con honor como hicimos.

Por eso argentinos, son muchas cosas las que están en juego, por eso quiero agradecer también a los gobernadores, Zamora te pasaste con el 70 por ciento, ¡mi madre!, muchas gracias.  Gracias José, gracias Pato, gracias Gildo,  gracias a todos, gracias Coqui y Juan Manuel, gracias a todos. Y a los que no llegaron, vamos a llegar el 27 octubre, porque estamos convencidos que a este país no lo detiene nadie, que la juventud, que el futuro somos nosotros, porque para tener futuro tenemos que profundizar estas políticas, en un mundo que se cae, miren lo que pasa en España y lo ocultan, miren lo que pasa en otras partes del mundo.

Así que fuerza, mucha fuerza, esto se sostiene con coraje,  convicciones, militancia, perseverancia y fundamentalmente honestidad intelectual de lo que se quiere decir, somos lo que somos, no mentimos, no nos disfrazamos, no engañamos, no prometemos ni prometeremos jamás cosas que no se puedan cumplir. Ya de eso pasó mucho en la Argentina, lo viví en el 99, así que ahora solamente la fortaleza de la verdad, la fortaleza de la verdad y de la realidad, que por más que hagan lo que hagan no se puede ocultar porque no se puede ocultar el sol con una mano.

Por eso en este mediodía de juventud quiero decirles a todos que por más titulares y tapas que pongan que quieran confundir,  y que por ahí confunden a determinados sectores de la sociedad, porque  sino no pasarían las cosas que pasan, pero no importa, tengamos la fuerza cada militante de ir casa por casa explicando esto, y donde haya errores los corregiremos, porque tampoco somos obcecados ni tontos pero queremos discutirlo en la mesa grande, con los verdaderos jugadores, no con el banco de suplentes que me ponen en las listas. Quiero a los titulares para discutir, quiero a los directores técnicos para discutir, los suplentes no me sirven. Yo no soy suplente de nadie, soy Presidenta de los 40 millones de argentinos y quiero discutir con la UIA,  con los bancos,  con los compañeros de los sindicatos, con los verdaderos actores económicos, con los titulares, esto no es un partido para suplentes, es un partido para titulares de intereses y representaciones.

Muchas gracias y fuerza a argentinos, fuerza, con toda la fuerza que nos merecemos por lo que hemos hecho, por los que no están y fundamentalmente por el futuro. Gracias queridos, los quiero mucho y que Dios y la virgen nos ayuden.