LA ESTADISTA

LA ESTADISTA
Compañera Cristina Fernández de Kirchner

miércoles, 26 de octubre de 2016

UNA PROCURADORA DE LA NACIÓN QUE VALE ORO





Compañer@s, la Dra. Gil Carbó, por ser un ejemplo en jurisprudencia, ahora en el Ministerio Público como jefa de fiscales, en calidad de Procuradora de la Nación; con antecedentes excelentes, limpia en todo sentido y campeona de la honestidad, ni siquiera la Corte cuestionó en ningún momento su accionar profesional. Pero, las ratas del grupo Clarín no le quieren perdonar que se opuso a la fusión de Multicanal con Cablevisión. Entonces pasó a recibir tremendas presiones del medio hegemónico de la perversidad, Clarín. Pero Alejandra, con cargo vitalicio de procuradora de la Nación dijo: NO VOY A RENUNCIAR. El grupo de ratas mediáticas le inventan un presunto llamado a juicio político... ¿Basado en QUÉ? Justicia Legítima a la que pertenece Alejandra es la agrupación del Poder Jucicial que se arrima al lado del pueblo, grave para las ordas conservadoras, no?...si a la rectitud profesional, honestidad y transparencia de la Procuradora le quieren inventar un juicio político, los antecedentes del Presidente de la Nación tendría que tener DOCENAS DE JUICIOS POLÍTICOS; en cualquier país, maso normal... ya no estaría en funciones; y cualquier investidura presidencial en un país maso normal por dignidad hubiera renunciado o ni siquiera hubiera asumido como tal... ¿Me equivoco?

lunes, 17 de octubre de 2016

17 DE OCTUBRE DIA DE LA LEALTAD, HOY COMO AYER...

AFICHE DE LA COMISIÓN INTERSINDICAL 
DE LA PLATA Y BERISSO DE OCTUBRE DE 1945


MEMORIA - UN 17 DE OCTUBRE PERO DE 1976:




LOS FUSILADOS EN LA MASACRE DE LOS SURGENTES

El Servicio de Informaciones de la Jefatura de Rosario funcionaba como centro clandestino de detención, conocido como “El Pozo”, allí se practicaba los aberrantes métodos de tortura importados de la escuela francesa. Siete jóvenes son trasladados por personal policial hasta la localidad cordobesa de Los Surgentes –bajo la jurisdicción del III Cuerpo-. Allí son fusilados en un camino rural en horas de la madrugada. Los cuerpos serán llevados hasta el Hospital San Roque, para terminar en una fosa común en el cementerio de San Vicente, en Córdoba.
Los nombres de las víctimas son Cristina Costanzo, María Cristina Márquez, Ana Murgiondo, Daniel Oscar Barjacoba, Sergio Abdo Jalil, Eduardo Felipe Laus y José Antonio Oyarzábal quienes fueron trasladados entre el 2 y el 15 de octubre de 1976 al Pozo, en donde se concretaba lo dispuesto por Galtieri.
Como ejemplo de la aberrante perversidad asesina se supo que una de las víctimas: Ana Murgiondo fue secuestrada junto a su hija de dos años. Ante la resistencia que oponía en el interrogatorio, el exjefe de Policía comandante de Gendarmería Agustín Feced la torturó con golpes de puño, disponiendo que se le propinaran descargas eléctricas a la pequeña. Sin palabras...